Desengrasante Industrial

¿Qué es un desengrasante?

El desengrasante industrial y doméstico es un agente de limpieza capaz de eliminar aceites y grasas de diversas superficies. Según la formulación del desengrasante los restos de aceites y grasas se eliminan por diferentes mecanismos de acción. Los desengrasantes a base de disolventes eliminarán las manchas por disolución y las formuladas a base de agua lo harán por emulsificación de las grasas.

Tipos de desengrasantes

Desengrasantes a base de disolvente. La acción de eliminación de aceites es producida debido a que este tipo de suciedad es soluble en disolventes orgánicos y tendrá mayor afinidad por el desengrasante que por la superficie y se desprenden.

Desengrasantes a base de agua. Generalmente alcalinos pero también pueden ser neutros o ácidos, actúan como un emulsor. Su habilidad consiste en suspender en agua sustancias que normalmente no se disuelven en agua, como es el caso de las grasas.

Usos comunes de un desengrasante

Para uso doméstico, son de precio económico y adecuados para el uso directo, sin dilución, sobre las manchas en superficies de cocinas, baños, suelos, planchas etc. Está diseñado con una fuerza moderada, de acuerdo a las manchas que se pueden encontrar a nivel doméstico.

Para uso industrial. Son de formulaciones más concentradas y limpian con más facilidad. Están diseñados para eliminar manchas incrustadas y más resistentes que las domésticas.

El uso de los desengrasantes convencionales va más allá que para las cocinas. Pueden utilizarse para cualquier tipo de manchas grasas en diferentes superficies. Desde suelos grasientos que no estén tratados a manchas aceitosas sobre la ropa.

A día de hoy los desengrasantes a base de disolvente están cayendo en desuso debido a que son menos sostenibles y no se recomienda su eliminación por el desagüe. Aún quedan usos específicos a nivel industrial pero se va transicionando a los desengrasantes de base de agua.

Para saber si un desengrasante es de base agua o disolvente se puede comprobar en la etiqueta del envase o añadir una pequeña cantidad de agua al producto, en caso de permanecer transparente es de base agua, si adquiere un color blanquecino se trata de un desengrasante de base de disolvente.

Precauciones a la hora de usar un desengrasante

A la hora de usar un desengrasante conviene tener en cuenta una serie de precauciones.

No emplear sobre superficies tratadas, como por ejemplo mármoles y terrazos ya que podría dañarlas. Se debe aclarar con agua o con paño húmedo para evitar que queden restos de producto. Y es recomendable el guante para su aplicación ya que también eliminará la grasa natural que tenemos en la piel, y por último evitar el contacto con los ojos. 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + uno =

ECOQUIMIC BALEAR S.L. - B07791445

Gerrers 30D - Pol. Ind. Marratxí - Illes Balears

ecoquimic@ecoquimic.com

(+34) 971 60 50 90

Cookie Consent with Real Cookie Banner