La Detergencia

La definición de detergencia hace referencia al proceso de limpieza y extracción de suciedad de superficies, habitualmente asociado al lavado de ropa mediante detergentes, suavizantes y cualquier otro tipo de producto dedicado a la eliminación de manchas.

Principales componentes

Como su propio nombre indica, el principal componente en el lavado de ropa es el detergente. Este producto es el encargado de eliminar las manchas y restos de suciedad presentes sobre la ropa, gracias a los tensioactivos, ingredientes que precisamente tienen la capacidad de arrancar la suciedad de los textiles y eliminarla mediante el agua de lavado.

Hoy en día los detergentes modernos también incorporan, entre otros productos, agentes antiredeposición, para evitar que durante el lavado la suciedad se vuelva a incrustar, y secuestrantes, para combatir la dureza del agua. También es el producto encargado de regular el pH, ya que altos niveles de pH facilitan la eliminación de grasas.

Otro producto indispensable es el suavizante, que le otorga a la ropa el tacto suave y aroma a limpio una vez sacamos la prenda de la lavadora.

Finalmente, el último producto necesario para un lavado completo es el blanqueante, para que las prendas blancas recuperen su color original y presenten un aspecto impecable.

Impacto ambiental de la detergencia

Para valorar el impacto ambiental hay que tener en cuenta tres factores:

  • Productos químico: Una vez finalizado el lavado del agua utilizada se marcha por el desagüe, y con ella, todos los productos químicos utilizados.
  • La acumulación de estos productos químicos en el medio ambiente puede causar efectos adversos a largo plazo, por lo que es importante que los ingredientes utilizados para su fabricación sean lo menos agresivos posible con nuestro entorno.
  • En cuanto a la energía, durante el lavado se produce por una parte un consumo de agua y por otra un consumo de electricidad, utilizada e los equipos, lavadoras y/o túneles de lavado y para adoptar temperatura al lavado.

En Ecoquimic sabemos lo importante que es actuar sobre estos dos factores para conseguir reducir el máximo posible nuestro impacto ambiental, trabajando siempre con los ingredientes más ecológicos y optimizando los procesos de lavado para utilizar el mínimo de agua y la temperatura más baja posible.